/ Atractivos / IGLESIA DE LOS SANTOS DESPOSORIOS /  
GALERIA DE FOTOS
IGLESIA DE LOS SANTOS DESPOSORIOS
 
El Padre Juan de Montenegro funda la Misión de los Santos Desposorios en el 1694, en las proximidades de Santa Cruz. Su emplazamiento actual no será hasta el 1723, cuando el Padre José Casas constituye la Misión de los Santos Desposorios de Buenavista en la cima de una meseta denominada con el mismo nombre. Para nivelar el terreno y emplazar el templo en uno de los lados de la plaza principal, se excava el terreno y mediante el lavado de la arena se extrae el oro utilizado para la fabricación de los utensilios del altar como el cáliz, la salvilla y las vinajeras realizadas con esmalte y piedras preciosas
 
(hoy día en el Museo Catedralicio de Santa Cruz de la Sierra). Según las fuentes el diseño original de la iglesia fue realizado por el Padre Jesuita Martín Schmid, misionero que residía en la ciudad de San Javier de Chiquitos, por lo que se puede percibir semejanzas entre ambos edificios. Además de mandar maestros constructores para colaborar en la construcción del templo original.

Este inicialmente, mantenía las características propias de las construcciones de las misiones. Muros gruesos de adobe, horcones de madera y techo de tejas. Al interior una nave central y dos laterales, teniendo como fondo el altar principal y dos secundarios. En la parte anterior, arriba de la puerta un coro levantado por tres horcones, piso de madera y baranda con balaustre. Al exterior un atrio enladrillado y los aleros sostenidos por columnas de horcones. Por su magnitud, el templo fue concluido varios años después del traslado definitivo de la misión a Buenavista.

Contiguo al templo, se construyó la casa misional con todas las dependencias propias de la misión. La torre original estaba emplazada en la diagonal del templo y se componía de tres cuerpos con techo de tejas en su último piso. La parte superior servía de torre de vigilancia para controlar las posibles incursiones así como campanario, el cuerpo medio estaba destinado a oficinas y el cuerpo bajo de la torre como oratorio. La torre Jesuítica se derrumbó entre los años 1910 y 1920, construyéndose la actual en el frontis del templo misional entre los años 1943-1947 bajo la dirección del arquitecto francés Víctor Terzolo.

En la década de 1960 debido a la precariedad del edificio los padres americanos de la Sociedad Santiago Apóstol, mandan destruir lo que quedaba del templo Jesuítico y de la casa parroquial, para reemplazarlo por el templo actual. A lo largo de la historia el patrimonio inmueble del templo ha sufrido diversos robos así como ventas y traslados a la catedral de Santa Cruz, quedando actualmente sin otro tesoro que el pelícano de plata ubicado al lado del altar mayor.